.

.

domingo, 8 de marzo de 2009

MELINA MERCURI


En el Día Internacional de la Mujer (aunque no me gustan demasiado los "días de..." creo que, desgraciadamente, aún siguen siendo necesarios), quisiera dedicar
un pequeño homenaje a una de las mujeres más importantes de la Grecia del siglo XX: Melina Mercuri. Un homenaje que, precisamente hoy, quiero hacer extensivo a todas las mujeres que, cada día o de vez en cuando, hacéis un alto en vuestro quehacer diario y os asomáis a las páginas de esta humilde bitácora. A todas y cada una de vosotras, a las que conozco y a las que no. Profesoras, abogadas, amas de casa, traductoras, historiadoras, auxiliares de laboratorio, cocineras, comerciales, empleadas de la limpieza... a todas vosotras hoy quiero deciros simplemente una palabra, en dos idiomas, pero sólo una: ¡GRACIAS!, ΕΥΧΑΡΙΣΤΩ!



LA ÚLTIMA DIOSA GRIEGA


Hace exactamente quince años, Melina, Grecia entera se dio cita en las calles de Atenas para despedirte, para acompañarte a tu última morada. Griegos y gentes venidas de todo el mundo caminaban compungidos y en silencio, sabiendo muy bien que la Grecia contemporánea acababa de perder uno de sus símbolos, una de sus voces, tal vez su única voz. Atenas, la extensa Atenas, se quedó pequeña para albergar a todos cuantos acudieron allí para ofrecerte su último homenaje. Y desde entonces eres para todos simplemente Melina, la única, la irrepetible, la inolvidable, la última diosa griega, η τελευταία Ελληνίδα θεά. Desde tu partida, la Acrópolis y el Partenón están un poco más solos, un poco más tristes, como si se hubieran quedado huérfanos.


Aquella misma Atenas te había visto nacer unas cuantas décadas antes. Coqueta tú, jamás reconociste la fecha exacta en que Zeus Olímpico decidió enviarte al seno de una de las más distinguidas familias de la ciudad. El a
buelo, Spyros, había sido alcalde de la capital (y volvería a serlo unos años después de tu nacimiento). El padre, Stamatis, parlamentario, llegaría a presidir dos ministerios durante un breve período de tiempo. Creciste, pues, en una casa siempre frecuentada por políticos y artistas. Desde muy niña, frente al espejo de tu habitación, imitabas las actuaciones de los actores del cine mudo, repetías las canciones que los invitados de tu abuelo interpretaban en el salón después de los copiosos almuerzos oficiales.


El abuelo Spyros fue el único que comprendió y creyó en tus aspiraciones artísticas, Melina. Tanto fue así que, cuando se separaron tus padres, decidiste no marcharte con ninguno de los dos, sino quedarte a vivir con él, que ya por entonces te había asegurado que era un dios inmortal y que jamás te abandonaría. Pero el abuelo se marchó un buen día, Melina, y te sentiste traicionada por primera vez en tu vida. El viejo Spyros había preferido marcharse a vivir al monte Olympo.


Encontraste en los brazos de Panos Jarokopos, tu primer marido, la comprensión y el consuelo que te habían negado en casa. Él comprendió desde el primer momento tu pasión por el teatro y te prometió plena libertad para estudiar en la Escuela Dramática del Teatro Nacional, entonces Teatro Real. Trabajaste duro para conseguir tu primer papel como protagonista en 1945.



Y luego, Melina, llegó tu salto a la gran pantalla, en 1955, protagonizando la película “Stella”, dirigida por Cacoyannis. Grandes críticias para ti en el festival de Cannes, donde si bien no conquistaste el galardón a la mejor actriz que según muchos merecías, encontraste el mejor de los premios: Jules Dassin, el amor de tu vida. Llegaron entonces las grandes interpetaciones, los premios y el reconocimiento mundial: “Nunca en domingo”, “Fedra”, “Topkapí”...



Y de ahí a Broadway, Melina. Impresionante tu interpretación en “Illya Darling”, en 1967, siempre con Jules a tu lado. Fue allí, en Manhattan, cuando una llamada telefónica de Manos Jatsidakis, en la madrugada del 21 de abril, te hizo saber que algo horrible había sucedido en Grecia. Los periodistas de todo el mundo acudieron en busca tuya, querían saber la opinión de una de las grandes personalidades de la cultura griega. Y tú, llorando, les dijiste: “Les ruego que no vayan a mi país”. Tus declaraciones llegaron a Grecia y la Junta golpista decidió privarte de tu nacionalidad helena. Tu respuesta fue clara y contundente: “Nací griega y moriré griega. Pattakós nació fascista y morirá fascista”. Desde noviembre de 1967 y durante tres meses, el FBI te siguió a todas partes.



Te convertiste entonces en una de las grandes pesadillas de la Junta. Conociste a Andreas Papandreu y comenzaste una incansable actividad política en toda Europa denunciando al régimen fascista de Atenas, participando en manifestaciones, en huelgas de hambre. Nació en ti el animal político llamado Melina Mercuri.



La pesadilla terminó el 24 de julio de 1974. Dos días después regresaste a Grecia. Miles de personas te esperaban en el aeropuerto, Melina. Tú representabas el regreso de la Libertad. Inolvidable tu imagen de aquel día, llorando mientras tus manos mostraban el signo de la victoria. Sin dejar de lado tus actividades artísticas, la lucha política se convirtió en una prioridad.


Melina y yo

En 1981, de la mano de Papandreu, llegaste al Ministerio de Cultura, provocando un auténtico terremoto en la vida cultural griega, sobre todo de cara al exterior. Organizaste infinidad de exposiciones de temática griega en museos de todo el mundo, te entrevistaste con las más altas personalidades de la época: Olof Palme, Indira Gandhi, Mitterrand, Andreotti… y, sobre todo, lanzaste al mundo el grito a favor del regreso a Grecia de los Mármoles del Partenón, haciendo de este tema la batalla de tu vida. Tuya fue también la idea de crear las Capitales Culturales de Europa, siendo, por supuesto, Atenas la primera de ellas, en 1985.




Te dejo ya, Melina, con los versos y la canción que un cantautor, nacido en el mismo lugar que yo, escribió para ti en cuanto supo de tu regreso a la Patria:


“...Tu vida y tus razones, tu país,

donde el mar se hizo gris,

donde el llanto ahora es canto.

Has vuelto, Melina,

tus ojos reflejan el dolor

y tu alma el amor…”


(Camilo Blanes)


Camilo Sesto - "Melina" (1975)
camilo sesto y nin...

29 comentarios:

santi dijo...

Melina, una de les meues debilitats. A banda de ser un referent per al cinema i la cultura grega,és sens dubte una deesa i heroïna inolvidable.

De xaval cantava aquesta cançò del Camilo sense saber ben bé de què parlava. Aleshores no hi havia blogs.
Molts i moltes agrairán aquesta dedicatòria.
Γεια σου.

Nikos-Emmanuel dijo...

Καλή σου μέρα, Santi:

A mi em passava el mateix. Les meues germanes majors posaven la cançó al "tocata" i em feien ballar a ritme de syrtaki. Aleshores, jo ignorava totalment qui era aquella Melina. Quines voltes pega la vida!

Καλή Κυριακή!

María dijo...

¡Menuda sorpresa! ¡Tantos años escuchando esta canción sin saber que habla de Ella y sin darme cuenta nunca de que tiene ritmo griego! Gracias por abrirme los ojos, Nikos.

La vida de Melina es realmente apasionante. Recomiendo a todos los lectores del blog el libro "Nací griega" donde ella misma nos la cuenta. No es fácil de conseguir en castellano porque está descatalogado desde hace tiempo, pero yo lo encontré hace unos años en Iberlibro, y a un precio realmente interesante (acabo de mirarlo ahora mismo en la página y se puede conseguir a partir de unos 4 euros)

Maraki dijo...

Ay, Nikos-Emmanuel, me has tocado una cuerda muy sendible con la entrada sobre Melina.

Ella siempre decía:"Δεν φοβάμαι την αρρώστεια, φοβάμαι να μην με αγαπούν"

Να την θυμόμαστε πάντα και να την αγαπάμε.

Buenos días,
Maraki

planseldon dijo...

Para todos los Melinófilos: no os perdáis esta serie de documentos en Youtube: Archive material of Melina Mercouri. En el mismo canal hay muchos más videos de Melina.

ENRIC dijo...

Merhaba ve Kαλημέρα,
γεια Nikos:

Σ' ευχαριστώ πάρα πολύ φίλε por este excelente post, para esta excelente dama, esencia pura de lo helénico.
Excelente tu monólogo, tu conversación con Melina... como contarle la vida a quien, en su vertiginosa actividad, no tuvo tiempo para entender todo aquello que hizo, tan grande, tan inmensa y generosa obra de arte humana...
Hoy, en este día que se dedica a homenajear a la trabajadora, a la mujer, insustituible la mujer que educa y lucha, que en su esfuerzo por seguir el combate ha tenido que soportar humillación y menosprecio, desigualdad y a menudo la tortura o la muerte.
Para mi ese homenaje ha de ser, imperiosamente, extensible a todas esas mujeres que no trabajan a causa de la misoginia masculina. No es solo en países musulmanes, pobres o fanáticos ese temor hacia la mujer competente, madre, obrera y soldado... también en el mundo "desarrollado" se aplasta a la mujer...y esa es una lucha, la lucha por la igualdad, que no responsabiliza solamente a la mujer, muy al contrario, creo que el género humano en su totalidad ha de tomarla como prioridad absoluta desde hoy, desde ayer…desde hace tanto que ya ni recuerdo…
Y hoy, mi modesto homenaje será cocinar algo bueno para mi amada compañera, escuchar más y más canciones de Alkistis, de Sezen, de Eleftheria y de Haris... de Ajda, Öncel, Fairuz, Seki o Erçetin...y mientras escucho las maravillas que contiene la "Ta tsilika" de Haroula pensaré "líquidamente" en mi abuela Irene, en mi madre Julia, en la lucha y el esfuerzo... en el agradecimiento para siempre...

Un abrazo amic,
Görüşürüz,
tα λέμε!

Nikos-Emmanuel dijo...

@Γεια σου, Μαρία!
¡No me digas que no sabías que la canción estaba dedicada a ella!
Hombre, yo al principio tampoco lo sabía, pero después de tanto tiempo...
Φιλάκια!

@Μαράκι:
La recordaremos y la amaremos SIEMPRE, y no la olvidaremos NUNCA.
Να 'μαστε καλά να τη θυμόμαστε για πάντα!

@Carlos:
Gracias.

@Enric:
El homenaje es para todas. Todavía queda mucho camino por delante (y no solamente en el tercer mundo). Las mujeres siguen sufriendo mucho en silencio, en soledad. En mi propio entorno veo cómo, todavía hoy, deben soportar comentarios machistas y misóginos. También veo aterrorizado cómo muchas de ellas aceptan papeles de servicio y de sumisión en su vida familiar. Se sigue avanzando, pero falta todavía mucho para llegar a la tan deseada igualdad.
Yo también pensaré hoy en ellas, en todas las mujeres que, con su lucha y su esfuerzo, moldearon el ser humano que, para bien o para mal, soy hoy en día. Si algo bueno hay en mí, se lo debo a ellas.
Otro abrazo para ti,
Τα λέμε!

Eurodani dijo...

Kalispera, Nikos:

Melina es sin duda uno de los personajes más queridos y recordados de Grecia. Mujer segura de sí misma, reivindicativa y defensora de los valores democráticas de Grecia es, fue y será, admirada, en todo el mundo.

En mi caso siempre la recordaré por su reivindicación sobre la devolución de los frisos del Partenón.

Enhorabuena por tu post, Nikos, en esta bitácora que cada día destila más calidad y delicadeza.

Un abrazo

Nikos-Emmanuel dijo...

Kalispera, Dani:

Muchas gracias. Celebro que el post te parezca interesante.

Yo siempre me acuerdo de Melina cuando algún acontecimiento importante tiene lugar en Grecia. Pienso en cuánto le hubiese gustado vivir las Olimpiadas de Atenas o, ¿por qué no?, el ESC 2006. Ella siempre se preocupó mucho por la proyección internacional de Grecia.

Otro abrazo para ti.

María dijo...

Pues lo cierto es que nunca se me había ocurrido planteármelo. Cuando salió la canción yo era una cría y sólo sabía que Grecia era el país de unos dioses y héroes maravillosos que salían en los cuentos que mi madre me leía por la noche. Supongo que después dejé de escucharla y no había pensado en ello hasta leer tu post.

Nikos-Emmanuel dijo...

Γεια σου και πάλι, Μαρία!

Pues, nada, me alegro un montón de que haya sido aquí donde hayas hecho tamaño descubrimiento. Jeje...

¿Cómo era aquello de que "nunca es tarde si..."?

Un abrazo y que pases una buena tarde de domingo.

Τα λέμε!

Dido dijo...

Hola Nikos querido!! Hace muucho que no me pasaba por aquí y la verdad que ya estaba extrañando!!
Gracias por el saludo!!

Un abrazo grande!

Dido

Vicky dijo...

Καλησπέρα Νίκο,

Muy original la forma de relatar la vida de Melina, me ha gustado mucho tu homenaje. Desgraciadamente, a las mujeres nos queda todavía bastante terreno por conquistar si queremos conseguir la igualdad en todo el sentido de la palabra. Al final, no nos queda más remedio que ser reivindicativas y luchar por lo que más queramos. Habrá que imitar a Melina...

Un abrazo

ηκούκλαδεθέλει dijo...

Geia sou Niko
Muy buena la versión tan particular que nos has ofrecido de esa genial mujer; culta, inteligente, rebelde y además bellísima...Hay un video que circula por you tube que disfruto mucho de ver de tanto en tanto, y que seguramente la mayoría halláis visto: Melina Mercuri cantando Ta pedia tou Pirea,de la película "Pote tin Kyriaki" ("Never on Sunday") con esa cara de niña mala ...era maravillosa; una gran luchadora, enfin, una mujer con un par de...ovarios.
La canción de Camilo VI, me harté de oirla de niña, pero nunca he sabido el por qué ni el por quién de esa letra hasta hoy que tú me lo has contado.

καλή εβδομάδα, un fuerte abrazo

ηκούκλαδεθέλει dijo...

Por cierto, a mí el 8 de Marzo me entristece, no sé por qué, no me parece justo tener que reivindicar, como mujeres, ningún tipo de derecho que de por sí nos pertenece como ciudadanas.Sí, hay muchas mujeres que sufren, cierto y mucho machismo, aunque confío que el séquito de ministras que tenemos en el poder cambien la historia de España.
Tal vez este día debería ser sustituido por Día mundial por la igualdad, de la no discriminación, ya sea por sexo, raza, creencias o no creencias reliogiosas, aquí y en todos los puntos del planeta.
I have a dream, yes we can...

Nikos-Emmanuel dijo...

@Dido:
Mi argentinita preferida ;)
¡Qué alegría saber de ti!
Yo también te extraño.
Gracias por tu visita.
Φιλάκια!

@Vicky:
Celebro que te haya gustado el estilo del post. Es que me habría gustado tanto tener delante a Melina y conversar con ella durante largas horas...
Es cierto que todavía tenéis mucho terreno que conquistar. Los avances han sido mucho, pero de ahí a una igualdad absoluta todavía hay un trecho. Y las primeras que tenéis que tener claro que podéis conseguirlo sois vosotras.
Εμπρός!!!

@Koukla:
Gracias a ti también. Creo que todos los admiradores de Melina hemos visto el vídeo del que hablas. Hoy, sin embargo, he querido hacer hincapié en la canción de Camilo Sesto. Primero, porque me recuerda una parte feliz de mi vida; segundo, porque Camilo es paisano mío y no está mal hacer patria de vez en cuando; y tercero, porque intuía que muchos de vosotros descubriríais hoy que la canción de Camilo está dedicada a la Mercuri.
Bona nit!

Nikos-Emmanuel dijo...

@Hola de nuevo, Koukla:
Ya digo al principio del post que no me gustan los "días de..." Pero la discriminación de la mujer sigue siendo tan evidente que tenemos que aceptar que haya un día para reivindicar vuestros derechos, que son los derechos de tod@s.

Mira (voy a enrrollarme un poco) el viernes pasado, una compañera de trabajo renunció a tomarse una Coca-Cola con los demás compañeros porque se tenía que ir corriendo a prepararle a su maridito la ropa de primavera. Todos (chicos y chicas) nos quedamos pasmados: al "señor" hay que prepararle la ropita porque es tan inútil que no sabe ni en qué estante del armario está su ropa. Me repatean estas situaciones. Ella habló sólo de la ropa,pero no quiero ni imaginar la vida de sumisión que lleva esa chica en su
casa. ¡Qué pena! Y no nos pondremos a hablar de violencia de género. Mejor no...
Saludos
;)

Wendy dijo...

Hola Nikos!
Gracias por acordarte de nosotras las damas. Como entenderás, es para mi un honor que me menciones tácitamente cuando te refieres a las abogadas, mis colegas y congéneres que hemos asumido esta ardua labor, otrora destinada solo a los hombres.
En este finde hemos hablado de perspectiva de género, y gracias a ello fui muy felicitada en mis ejercicios. No es para menos con el nombre que ilustra mi blog!
Melina fue por mucho tiempo el personaje con el que asocié a la Grecia moderna. Y si, fue un estandarte de la cultura griega hasta su fallecimiento. No tuvo una vida fácil, y eso me hace apreciarla aun mas.
Por cierto, hermosa tu foto con Melina. Asumo que es una estacion de Metro o de autobuses.
Hoy por hoy, la cultura helena le debe mucho a esta gran mujer.
12 puntos con corazones eurovisivos para tu post, que destila CALIDAD en letras mayúsculas. Ya vereis la recompensa de mi parte para mañana.
Un besote
Wendy

Nikos-Emmanuel dijo...

Μuchas gracias, Wendy:

Efectivamente, hice referencia a las abogadas pensando precisamente en ti.
;)

La foto "con" Melina fue tomada en la estación de Acrópolis, en el Metro ateniense.

¡Muchas gracias por esos 12 puntos con corazones!

Besos

Pigmalión dijo...

Hoy día nadie puede dudar que Melina forma parte de la gran historia de Grecia.

Aunque si es cierto que mucha gente apenas conoce su trabajo. Pero para eso están los apasionados como tú que lo muestran maravillosamente bien.

Yo si conocía la canción de nuestro Camilo y los motivos de tan merecido homenaje desde ese corazón alcoyano.

Un saludo.

Fran.

Nikos-Emmanuel dijo...

Hola, Fran:

Es que esta canción es casi como un espejo para mí. Camilo y Melina reflejando mi lado alcoyano y mi lado helénico.

Un abrazo.

melina dijo...

HOLA A TODOS, mi nombre es MELINA, mi madre lo eligió para mí, ya q el día en q nací escuchó pr pirmera vez la canción de camilo sesto q lleva ese nombre..."lo eligió por su dulzura" y porq imaginó q era el nombre indicado para una niña dulce y delicada...HGace u ntiempo me enteré q el artista había escrito esta canción en homenaje a la SRA MELINA MERUCRI, me interesé por saber de ella y les cuento, he quedado alucinada con semejante personaje, además de tener una voz endiosada...ha luchado por sus ideales yha defendido a su patria como pocos...ES UN EJEMPLO DE MUJER Y ESTOY MUY ORGULLOSA DE LLEVAR SU NOMBRE. gracias por el espacio brindado y saludos a los seguidores de LA ÚLTIMA DIOSA GRIEGA!. Melina Abbá de Argentina.-

Νίκος dijo...

Hola, Melina:

Muchas gracias por compartir con nosotros esa experiencia de llevar el nombre de esa gran mujer que fue Melina Mercuri. Me alegra sobremanera haberte ayudado a conocer un poco sobre su biografía. Somos muchos quienes siempre la llevaremos en el corazón. Esperemos que, apartir de ahora, también ocupe un lugar en el tuyo.

Saludos desde Alcoy, la ciudad donde nació Camilo Sesto.

Nikos

Anónimo dijo...

Hola.Desde muy pequeña escuchaba la canciòn de Camilo Sesto y pensaba que cuando tuviera una hija se llamarìa asì. Hoy, despuès de 30 años mi hija se llama Melina. Lo que yo no sabìa era que esa canciòn habìa sido compuesta para esta gran mujer. Ahora que conozco un poco de su biografìa me siento orgullosa de que mi hija lleve ese nombre y tratarè de saber màs acerca de ella ya que todo lo que viviò fue muy interesante y vale la pena conocer acerca de mujeres como Melina Mercouri.

Νίκος dijo...

Hola, Anónimo:

Tu caso es muy habitual, incluso entre filohelenos y griegos que han escuchado esta canción durante muchísimos años sin saber quién la había inspirado.

Me hace feliz saber que, gracias a este artículo, has decidido conocer más sobre la vida de esta personalidad cuya figura es ya indispensable si queremos dar un repaso a la historia de Grecia en el siglo XX.

Gracias por tu comentario,

Saludos

Yasmina dijo...

Hola Nikos,
llevo mucho tiempo buscando la película de Melina, Fedra,en español y no la he podido conseguir aún.
Me gustaría ponerla en clase y tenerla para mí porque la vi en un curso hace ya unos años y me encantó.
¿Sabrías cómo puedo conseguirla?

γεία σου!

Νίκος-Εμμανουήλ dijo...

¡Hola, Yasmina!

Desgraciadamente, no tengo la película. Preguntaré a mis amigos y, si alguno la tuviera, te haría llegar una copia.

Si la consigues, te ruego que me lo hagas saber. Gracias.

Να είσαι καλά!

Melina Barillas dijo...

LLevo el nombre Melina también, nací el año en el que ella entró al ministerio de cultura, hace mucho tiempo alguien me contó la historia de una mujer llamada así y me sentí identificada con ella, gracias por el blog, me parece fantástico

Glenda Vera dijo...

Pase todo mi embarazo pensando, buscando el nombre perfecto para mi hija y no lo encontraba, después q nació aun no tenía su nombre hasta q despues de algunos meses escogí Melina, así se llama mi princesa, nombre perfecto y de mucho significado....