.

.

viernes, 25 de julio de 2014

BLANKA AMEZKUA PRESENTA EN ATENAS SUS "FIGURAS DEL ALMA"



Si se encuentran durante estos días en Atenas, no dejen de visitar, entre museo y frappé, la recién inaugurada exposición Figuras del alma de la artista mexicana Blanka Amezkua.

Residente en la capital griega durante los últimos cuatro años, Amezkua combina en esta nueva exposición tradición y arte contemporáneo. Para ello ha colaborado con tres artesanas y artistas tradicionales originarias de otros tantos estados mexicanos: Guerrero, Oaxaca y Michoacán.

La artista ofreció como modelo una característica forma-figura de su propio cuerpo sobre la cual cada uno de sus colaboradores creó una obra de arte con materiales tradicionales utilizados de generación en generación desde hace mucho tiempo, incluso desde la época precolombina.

La propia artista refiere: "A través de mi colaboración con estos artistas-artesanos, me di cuenta de la importancia del arte tradicional y el folclore, no sólo en México sino en todas partes. Los significados heredados de los conocimientos de los antepasados​​, la creación con los mismos materiales utilizados por los abuelos y bisabuelos, repitiendo las mismas imágenes o contando la misma historia, como una cadena eterna. Sus habilidades y el valor ético de su trabajo me enseñaron que, a pesar de las situaciones difíciles y las adversidades que gobiernan la ciudad de México, estas manos progenitoras siguen existiendo y creando, recordándonos que otro mundo es posible".

Blanka Amezkua nació en México y ha vivido muchos años en los Estados Unidos. Estudió en Florencia y recibió su titulación en Bellas Artes en la Universidad Estatal de California, en Fresno. Su trabajo y proyectos se han presentado en México, Estados Unidos, Bélgica y Grecia, en el MoMA PS1-, Exit Art, el Museo de Arte del Bronx, el Museo del Barrio, Queens Museum of Art y la Universidad de Towson, entre otros. Después de una estancia de seis meses en México en 2013, trabajó en estrecha colaboración con los artesanos de México para crear las obras que ahora se exponen en Atenas. Menciones a su trabajo y sus proyectos se incluyen en el New York Times, TimeOut, Daily News, Art21: blog, Queens Chronicle, Museo Internacional de la Mujer, WNYC, así como otras publicaciones. Vive y trabaja entre Cuernavaca (México), Atenas (Grecia) y la ciudad de Nueva York. 

"Figuras del alma" - Blanka Amezkua 
Galería Art Zone 42 
Del 23 de julio al 1 de agosto 
y del 4 al 13 de septiembre 
Vasileos Konstantinou 42 
11635 Atenas 
Tel. 210725959 

Página web de la artista: 


sábado, 19 de julio de 2014

LA FURIA DE AQUILES ARRASA EL TEATRO ROMANO


El director Stathis Livathinós lleva a escena en Mérida los 24 cantos de la 'La Ilíada', interpretados en griego. Del montaje llama la atención su agresiva escenografía, que mezcla elementos contemporáneos y del pasado


Javier García, 19/07/2014

Aquiles, enfurecido por la muerte de Patroclo, reclama sed de venganza ante los muros de Troya. Héctor, hijo del rey Príamo, se planta ante el joven y comienza la feroz batalla. El trágico desenlace está escrito por los dioses, Aquiles es el vencedor mientras que el cadáver de Héctor cae sobre el polvo.

El director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, Jesús Cimarro, no se equivocó: 'La Ilíada' del director griego Stathis Livathinos, cuarto montaje que se representa este año, sorprendió anoche al público del teatro romano. "No dejará a nadie indiferente por su fuerza, acción y su contemporaneidad", dijo, y así ocurrió. En este caso, el clásico de Homero se representó en griego y por primera vez en el marco del certamen clásico con los 24 cantos. Del montaje llama la atención la puesta en escena, muy arriesgada, con la que los asistentes enmudecieron durante las tres horas de actuación.

Sobre el escenario aparecieron 400 neumáticos que determinan la posición de los soldados. En el lado izquierdo los aqueos en plataformas pequeñas, en el derecho los muros de la ciudad de Troya. En medio de ambos bandos una columna de ruedas emerge desde la arena rojiza del Teatro y se eleva hasta el cielo, el Olimpo, el lugar de los dioses. Una luz tenue brilla sobre la oscuridad del escenario y reposa entre tambores en las aguas del río Estigia, donde aparece Tetis, madre de Aquiles. En el lado opuesto, un trono perdido en el tiempo simboliza que la obra es eterna. Más tarde, aparece una fila de ganchos con gabardinas evocando a los comandantes de la segunda Guerra Mundial.


Situación actual 
La acción se basa en la epopeya de Homero, no hay vencedores ni vencidos. Una conversación entre varias generaciones que reflejan los errores del pasado, trasladados a la situación actual de incertidumbre. Aquiles, joven y fuerte, reconoce la sabiduría del viejo Príamo y se reconcilian aunque sea por un breve espacio de tiempo. La ira y el resentimiento se convierten en la comprensión y el perdón ante el cadáver de Héctor.

El espectáculo se apoya en el talento de los actores y en el poder narrativo de la epopeya homérica. Es un canto a la guerra y a la paz, a la belleza, al amor. Las palabras de Homero reviven en las gargantas de los intérpretes, el texto suena, te seduce hacia épocas antiguas. El énfasis en la articulación del habla y el derroche de energías de los actores dan el dinamismo necesario a la función para disfrutar de sus 24 cantos y 24 secuencias. Para mantenerse fiel a sus orígenes la obra es contada íntegramente en griego, aunque el público pudo seguir la traducción simultánea.

En lo referente al vestuario, las diosas son realmente sensuales, mientras que los guerreros que van al frente de la batalla, visten harapos y gabardinas emulando a la era actual, con lo que el director griego consigue dos objetivos la contemporaneidad de la obra y el carácter militarista de la época. Muy interesante fue la variada muestra de música en la obra, pasando de la intensidad de los tambores de guerra a la sutileza de las notas del acordeón.


Del elenco de actores es muy difícil resaltar uno por encima del resto, todos tienen un rol importante en la obra al ser varios personajes en uno, dioses, rapsodas y mortales. Sin embargo, Dimitris Imellos, en su papel como Agamenón tiene varias escenas irónicas que dan a la obra un tono más sarcástico y dramático, capaz de envolver al público en una especie de aura inquietante y sombría.

El ser humano se da cuenta de que la pérdida suaviza incluso al más fuerte, al más duro, a pesar de todo lo que ha sucedido, de tantos muertos y miles de batallas. La naturaleza humana no ha cambiado en el transcurso de los siglos y los sentimientos de las personas siguen estando ahí, en lo más profundo del ser.

Desde: elperiodicoextremadura.com - Imágenes: greekfestival.com   






PEDRO OLALLA ANALIZA LA ACTUAL SITUACIÓN POLÍTICA GRIEGA

Pedro Olalla durante su intervención en attac.tv

El escritor y helenista Pedro Olalla reflexiona y analiza para attac.tv la actual situación política griega. Olalla sitúa al partido neonazi Amanecer Dorado “a la sombra de Nueva Democracia, a quien le conviene tener por la derecha un partido con esvástica para poder llevar a cabo políticas fascistas sin esvástica”. También remarca el conformismo del Partido Comunista de Grecia y la transformación de Syriza, ante las expectativas reales de acceso al poder, de una opción de ruptura a una opción de continuismo. Precisamente, afirma Pedro Olalla,  “el dilema al que se enfrenta Grecia en estos momentos es el continuismo o la ruptura”. El profesor asturiano considera que actualmente el Parlamento Griego ha perdido toda su legitimidad democrática y termina su análisis desgranando los cinco puntos de acción en los que se basa el programa de EPAM (Frente Popular Unido), la fuerza política por la que fue candidato en las elecciones al Parlamento Europeo que se celebraron el pasado 25 de mayo.  




jueves, 10 de julio de 2014

EL GRIEGO NUESTRO DE CADA DÍA


Enrique José Milani

El griego que hablamos. Muchos pensarán: “Qué está diciendo este señor?, ¿Se trata de una broma?, nosotros hablamos y escribimos en castellano o español”. Sin duda que es así, pero el título apunta a ilustrar acerca de la infinidad de palabras de origen griego que se han filtrado en nuestra lengua, la han enriquecido, sostenido cual pétreas columnas, enaltecido a lo largo de los siglos y hoy nos permiten expresarnos con propiedad y riqueza. Además, nos ofrecen elementos suficientes como para hacer frente a las nuevas necesidades lingüísticas que se van presentando diariamente, por el progreso constante del conocimiento, la aparición de nuevas técnicas, aparatos y descubrimientos sin fin, en todos los órdenes de la vida, que sorprenden a diario a la humanidad.

Sabemos que el español descansa sobre variados idiomas, pero hoy queremos referirnos, siquiera mínimamente, a los vocablos griegos que, a través de los siglos, posibilitaron enfrentar la realidad para traducirla en cristalinas, duraderas y eficaces palabras. Si abrimos una gramática (y hete aquí una voz griega que se forma sobre la base “grama” que significa letra, línea), nos encontraremos con listas de innumerables elementos griegos, cuyo significado ayuda a conocer el de muchísimas palabras castellanas, en cuya formación intervinieron.

Presentamos ahora apenas un puñado de vocablos que pueden aparecer en nuestro diario decir: ateo, anónimo, monarca, arzobispo, biología, calma, cámara, camarada, democracia, hipódromo, filósofo, sinfonía, fósforo, pentagrama, hipótesis, camello, católico, catarro, gas, geranio, gimnasio, teatro, teología, Eugenio, Eulogio, mecánica, metrópoli, próstata, miope, laberinto, sismo, sirena, sifón, remolcar, química, protagonista, político, telepatía, torneo, microbio, neuralgia, perímetro, microscopio, seudónimo, sintaxis, filosofía, zoología.

A continuación, analizaremos algunos términos para ver cómo contienen distintos vocablos para conformar uno solo: anfi-bio: dos vidas; aero-lito: aire, piedra; cinemát-ica: movimiento, ico-ica: relativo a; polí-cromo: muchos, colores; epi-tafio: sobre, tumba; antropó-fago: hombre, comer; genea-logía: origen, tratado; neura-stenia: nervio-tensión; homó-nimo: igual, semejante-nombre; micro-scopio: pequeño, ver (vista); litó-grafo: piedra, grabado; mono-lito: una, piedra; pentá-polis: cinco, ciudades; poli-edro: muchas, caras; melo-drama: canto, acción; mecano-grafía: máquina, impresión; proto-mártir: primer, mártir; masto-donte: mama (pezón), diente (enorme mamífero, doble elefante con cuatro colmillos); sin-taxis: con, orden; arc-ángel: jefe, ángel; hipó-dromo: caballo, carrera; demo-cracia: pueblo, poder o gobierno.

Para terminar, consideremos la palabra “broma”, voz tan común entre nosotros; sin embargo quién iba a pensar que se trata de un término griego, “brooma”: gozo, alegría de sobremesa. Luego se generaliza en algazara, bulla, chanza.



miércoles, 9 de julio de 2014

LA VICTORIA DE SAMOTRACIA VUELVE A ALZAR EL VUELO EN EL LOUVRE

La Victoria de Samotracia, situada en una de las más 
magnas escaleras del Louvre, volvió ayer a su espacio monumental 
tras diez meses de restauración

La Victoria de Samotracia, la célebre estatua alada del siglo II a.C., situada en una de las más magnas escaleras del Museo del Louvre, ha vuelto a su espacio monumental, tras diez meses de restauración que le han devuelto el color de su mármol blanco de la isla de Paros y algunos valiosos fragmentos.

Esta diosa de la victoria que reina en el Louvre, junto con «La Gioconda» y «La Venus de Milo», recuperó en concreto una mecha de su moño y tres plumas de su ala izquierda, subrayaron al presentarla a la prensa dos de los tres comisarios de la operación, encabezada por el presidente del museo, Jean-Luc Martínez.

Además de darle su máxima belleza a Niké, su nombre griego, y a la proa del barco donde posó sus pies, la restauración ha permitido recolocar en su lugar trece fragmentos de los 30 conservados en el museo. La operación ha costado cuatro millones de euros, uno de ellos reunido gracias a 6.700 donantes, el resto por grandes mecenas franceses y extranjeros, que serán todos recibidos de manera especial en el Museo antes del próximo mes de octubre, según el tipo de donación realizada.

Los portavoces anunciaron, igualmente, que la nueva imagen de este modelo de perfección helenística en movimiento podrá contemplarse a partir de mañana, según decidió Martínez esta mañana al verla por primera vez de vuelta a su hogar y encontrarla «demasiado bella» para seguir ocultándola.

La Victoria de Samotracia, en su habitual ubicación dentro del Louvre

Exposición documental
Una exposición documental completará, ya en 2015, los trabajos sobre esta estatua, que hace siglos se quedó sin cabeza pero sin perder un ápice de su extrema perfección, realizados intensivamente por un equipo de ocho especialistas con las técnicas más avanzadas, que incluyen métodos de análisis innovadores y una impresión en 3D.

Junto con una publicación científica, la muestra divulgará la dimensión de la experiencia en el mismo lugar donde se realizó la restauración, la vecina Sala de las Siete Chimeneas, «en otros tiempos dormitorio real», recordó uno de los comisarios, Ludovic Laugier.

La operación requirió desmontar cada parte de la escultura de 2,75 metros de altura, así como los 23 bloques de mármol gris azulado de la isla de Rodas que constituyen su zócalo, un navío recuperado en el Santuario de los Grandes Dioses, de la isla de Samotracia, en el mar Egeo, en 1875.

Otra de las principales tareas consistió en trocar algunos rellenos añadidos en el siglo XIX por polvo de mármol, para darle una mayor coherencia visual a la obra, indicó otra comisaria, Marianne Hamiaux. Asimismo, eliminaron el bloque de cemento colocado en 1933 entre la estatua y la proa del barco, con la intención de darle más protagonismo, pero haciéndole perder el efecto original de que la diosa acababa de aterrizar sobre el puente del navío.

En cambio, los restauradores dejaron tal cual los complementos de yeso añadidos hace dos siglos en el ala derecha y en la parte izquierda del busto de la mediática escultura, cuyos fragmentos fueron descubiertos en 1863 por el vicecónsul francés Charles Champoiseau, quien los hizo llegar a París.

Tras volver a desmontarlos como un puzzle y retirarlos de su pedestal para poder ser limpiados, investigados y restaurados meticulosamente, los investigadores descubrieron «ínfimos restos de color azul», por completo invisibles para el ojo, que confirman que la estatua, en su día fue policromada, explicaron.

Laugier resaltó que el impresionante conjunto escultórico, que mide 5,57 metros y pesa veintinueve toneladas, y no treinta como se creía, «no estaba en peligro», sino simplemente «muy sucio». Eliminados ahora los tonos negruzcos del navío, y los marrones oscuros que la afeaban, la Victoria de Samotracia acaba de recuperar la escalera Daru, transitada cada año por siete millones de visitantes.


Desde: abc.es


lunes, 30 de junio de 2014

UNA MIRADA A LA CIVILIZACIÓN MINOICA

Fresco de las Mujeres Azules
(Cnosos, hacia 1600 a.C.)

En el magnífico vídeo que pueden ver a continuación se representa la vida en la Creta minoica y se muestran diferentes aspectos de la cultura que floreció como potencia naval entre los años 3000 y 1400 a.C. Se acostumbra a usar como sinónimos de cultura minoica: cultura prehelénica, cultura egea, cretense o minoana (por Minos). Su nombre es producto de que su descubridor, el británico Sir Arthur Evans, relacionara el palacio de Cnosos, el más representativo de esa cultura, con el palacio del rey Minos y la leyenda del Minotauro.

Los homínidos aparecieron en Creta hace unos 130.000 años, durante la era del Paleolítico Medio. Hachas encontradas en la isla se atribuyen al tipo de Homo erectus encontrado en África. Sin embargo,  estas hachas descubiertas en el desfiladero  de Preveli, al sur de la isla, de están hechas con cuarzo local en lugar de pedernal.

Las investigaciones arqueológicas muestran que los primeros asentamientos en la isla se realizaron entre los años 8000 y 7000  a. C. Sin embargo, los primeros signos de agricultura avanzada aparecieron más tarde, alrededor del 5000 a.C.

Fresco del Salto del Toro
(Cnosos, hacia 1500 a.C.)

El gran auge del comercio marítimo desembocó en la fundación de ciudades y en la construcción de palacios. Los palacios minoicos son los edificios mejor conocidos de los que se han excavado en la isla. Son monumentales edificaciones dedicadas a tareas administrativas, como se evidencia por los múltiples archivos sacados a la luz por los arqueólogos. Características comunes de los palacios minoicos son su disposición alrededor de un patio central, cuyos pisos se comunicaban mediante pequeñas escaleras, las fachadas construidas con piedras porosas y con entradas monumentales, la abundancia de almacenes y la existencia de habitaciones sagradas.

El declive de la civilización minoica comienza con la erupción de Thera (hasta entonces llamada Stronguili) alrededor del año 1600 a.C. que provocó enormes olas y tsunamis que arrasaron la costa de Creta. Las ciudades minoicas, ya muy debilitadas, cayeron posteriormente en manos de los invasores micénicos.

El vídeo es un extracto del documental de la BBC Atlántida: El fin de un mundo  y el nacimiento de una leyenda.

La civilización minoica en la isla de Creta