.

.

domingo, 12 de abril de 2009

LOS TESOROS DEL MONTE ATHOS, EN PARÍS


Casi coincidiendo con la entrada que le dedicamos a Fotis Kóntoglu, el artista que recuperó la tradición artística bizantina para la Grecia moderna, se inauguraba en París una excepcional exposición de arte bizantino: "El Monte Athos y el Imperio Bizantino: Tesoros de la Montaña Santa". La muestra la integran 183 obras que nu
nca antes habían salido de Grecia y, muchas de ellas, tampoco habían abandonado jamás el Monte Athos.

La importancia que Grecia otorga a esta exposición se refleja en que en la inauguración de la muestra se dieron cita el primer ministro griego, Costas Caramanlís; la ministra griega de Asuntos Exteriores, Dora Bakoyannis;
el Pariarca Ecuménico, Bartholomeos I, y el alcalde de la capital francesa, Bertrand Delanoë.


Las piezas que componen esta retrospectiva son, todas ellas, muy difíciles de ver, en particular por las mujeres, quienes tienen absolutamente prohibido el acceso al Monte Athos. Los hombres, por su parte, necesitan un visado especial que demuestre su condición de peregrinos o de científicos.


Los manuscritos, miniaturas, iconos, pinturas y objetos litúrgicos reunidos en esta exposición, proceden de nueve de los veinte monasterios ortodoxos del Monte Athos. Donadas por los emperadores de Bizancio o creadas por los monjes, las obras, hechas de materiales preciosos -sedas bordadas de oro, madera finamente tallada, cálices de jaspe y de plata dorada-, son otras tantas muestras del estilo bizantino.


En el centro de la exposición, una sala sonorizada con cantos del Monte Athos evoca el interior de un monasterio. Un iconoclastio (elemento de separación entre la nave y el santuario) ha sido reconstituido con puertas que representan a la Virgen y frisos evocadores de la vida de Jesús. Objetos de culto antes de ser obras de arte, numerosos iconos medievales pueden ser admirados, entre ellos un San Jorge y un San Demetrio, patrón de Tesalónica. Con un fondo dorado, que simboliza el mundo inmaterial, los dos santos guerreros son representados en su juventud y con un aire melancólico característico de la iconografía de principios del siglo XIV.

Junto a documentos firmados por los emperadores bizantinos, pueden admirarse manuscritos con bellas iluminaciones, entre los que destaca un evangeliario de 1340, regalado al monasterio de Vatopediu por el emperador Juan VI Cantacuceno. Una iluminación con fondo dorado representa un santo copista vestido con una túnica drapeada de azul intenso, junto a sus herra
mientas de trabajo, cuchilla tinta y pluma.


Si estáis en París o tenéis pensado visitar la capital francesa en los próximos meses, no os perdáis esta exposición única e irrepetible.

"El Monte Athos y el Imperio Bizantino:
Tesoros de la Montaña Santa"
Musée des Beaux-Arts de la Ville de Paris
Av. Winston
Churchill - 75008 Paris
del 10 de abril al 5 de julio de 2009
(Metro: líneas 1 y 13)


Documentación y enlaces:
lavanguardia.es
kathimerini.gr
el Monte Athos


Monasterio Zografou (Monte Athos)


¡Feliz Pascua!


15 comentarios:

Eurodani dijo...

Kalinijta, Nikos:

Desde luego es una oportunidad excepcional de contemplar esa maravilla de arte bizantino. Es una pena que no tenga opción de verla pero ya nos has puesto tú aquí algunos ejemplos.

Feliz Domingo

ENRIC dijo...

Merhaba Nikos, Καληνύχτα,

Bueno, se juntan aquí dos belleza por las cuales hasta un descreído como yo consideraría lícita una misa: París y esta exposición que a buen seguro y, por lo que aquí tú nos avanzas, será extraordinaria .Ojala pudiera estar en París para visitar la exposición en el hermoso Petit Palais y después, ya que estamos, darme un barbeo por mi amado barrio, por la rue des petites Ecuries y, vaya, por las calles en busca de los pedazos rotos y esparcidos por la ciudad...

Un fuerte abrazo camarada, compañero y amigo Nikos-Emmanuel.

Τα λέμε!
Görüşürüz.

Muy bueno el Estambul de Markaris, me ha encantado ¡
...i ¡visca el Barça collons !!!!

Wendy dijo...

Hola Nikos:
Recuerdo que por allá en 1996, mi profesor de Derecho Internacional nos comentaba acerca de los estatutos especiales de autonomía de ciertos paises o regiones dentro de algunos paises, y nos habló del Monte Athos, comentándonos acerca de la prohibición del ingreso de mis congénes. En aquel entonces, con el apartheid ya derogado y una constitución política en mi pais que propugnaba por una igualdad real entre hombres y mujeres, aquellas reglas les parecieron arcaicas a las damas presentes en ese día- imaginate, de 49 que estaban en mi curso, eramos 29 mujeres-. Sin embargo, en el contexto de una vida monacal, es entendible y respetable- aunque no lo comparta- ese veto.
En fin, hay ciertas cosas que ni siquiera en el siglo XXI podremos superar nosotras.
Un besote
Wendy

Maraki dijo...

Καλημερα Νικο-Εμμανουηλ και Αληθώς ανέστη!!

Gracias por la informaciñon que nos has aportado sobre esta magnífica exposición de arte bizantino.
Ojalá pudiera estar en París para contemplarla pero, como muchos otros, no podré.
Muchos besos,
Maraki

Nikos-Emmanuel dijo...

Καλημέρα σε όλους και Καλή Ανάσταση!

@Dani:
Yo tampoco podré verla. Sería genial que algún lector/a pudiera ir hasta París y dejarnos después sus impresiones.
¿Ya tienes listas las maletas?
Feliz domingo

@Enric:
Jejeje... Ya sé que para ti vale cualquier excusa para ir a París. Desde luego, la excusa que te propongo hoy es muy, muy buena, ¿eh? Si se te ocurre ir y te sobra un asiento en el coche, ya sabes...
El Estambul de Márkaris terminé de leerlo esta semana. Great!!!
Aquest any sí!!!
Τα λέμε!
Görüşürüz

@Wendy:
Son tradiciones. Injustas si quieres, pero comprensibles.
Otro beso para ti ;)
¡Feliz Pascua!

@Maraki:
Αληθώς ανέστη!
Ya he leído que te impresionó la vigilia de anoche. ¡Me alegro!
Y, bueno, todavía nos queda la Pascua Ortodoxa.
La exposición de París es sin duda una pasada. ¡Afortunados quienes la vean!
Φιλιά!
Καλό Πάσχα και Καλή Ανάσταση!

ηκούκλαδεθέλει dijo...

Kalimera!
Preciosas las imágenes que has puesto en este post. Y sí, quedan genial para introducirnos en la Pascua Ortodoxa. No podré ir a verlas a París yo tampoco, pero gracias a ti he averiguado de dónde proceden. Curioso lo de no dejar entrar mujeres en el monasterio, a día de hoy y en un país europeo...pero bueno, aquí y allí...la Iglesia es de otro mundo.

Veo que no tienes miedo de la competencia y has añadido un enlance al Blog del Discóbolo en tu página ;-)

Un beso y Feliz segundo día de Pascua, con mal tiempo, por cierto, en Baleares...

Nikos-Emmanuel dijo...

Kalispera, Koukla:

Aquí el día malo lo tuvimos el sábado. Ayer y hoy, nubes y claros, ¡pero muuucho frío!

Lo de la competencia no lo entiendo. ¿Vendo algo?, ¿compito con alguien?, ¿debo temer algo? Me lo expliques, parakaló... ;)

Un abrazo y feliz semana

ηκούκλαδεθέλει dijo...

Καλημέρα Νίκο
Bueno, teniendo en cuenta lo que dijiste de los cuerpos Danone hace unas semanas ...:-))) he hecho una pequeña broma, κάνω πλάκα.

Καλή Μέγαλη Εβδομάδα

Nikos-Emmanuel dijo...

Jajajajaja!

¡Qué bueno, María!
Mira que soy "cortito" cuando se trata de encontrar la ironía a las cosas.

Bueno, dicen que, cuando no eres mejor que tu enemigo, lo mejor que puedes hacer es aliarte con él.Jejejeje... así que ahí está el enlace de la "competencia".

Jajajaja... Un abrazo y gracias por la explicación.

Jajajaja!!!

;)

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Es espectacular, qué pena que la economía de mi bolsillo sea transparente, insípida y hasta inodora¡¡¡
Siempre he tenido una predilección especial por las representaciones de San Jorge y el dragón... debe ser por mi pasión por el santuario délfico y la muerte de Pithó por Apolo, que Uy, que casualidad¡ Si son iguales las metáforas.... estos cristianos¡

Besos

Nikos-Emmanuel dijo...

Καλησπέρα Βερόνικα!

Veo que hoy coincidimos plenamente en dos cosas:en nuestra predilección por las representaciones de San Jorge y en lo catastrófico de nuestras economías. :P

Jejejeje! ;)

Φιλάκια!

María dijo...

¡Ay, qué envidia! ¡Quién pudiera perimitirse el lujo de viajar a París para ver estas maravillas! Porque seguro que será la única vez que las mujeres podremos disfrutarlas, a no ser que cambien mucho las cosas.
Y, digo yo, ¿por qué en todas las "religiones del libro" se discrimina de una u otra forma a las mujeres?

Nikos-Emmanuel dijo...

Καλησπέρα, Μαρία!

¡Un placer leerte de nuevo por aquí! Sí que es una pena que no podamos acercarnos hasta esta exposición tan excepcional.

No sé, no sé... me da a mí que los autores del "Libro" fueron todos señores, ¿verdad?
;)

Φιλάκια!

Manu dijo...

Feliz Pascua Nikos. Desde que el año pasado pudiese asistir a una vigilia ortodoxa, estoy maravillado por esta celebración. y eso que yo los temas religiosos....nanai

Nikos-Emmanuel dijo...

Gracias, Manu.

Καλό Πάσχα! Celebro que, aún sin ser creyente, te guste y aprecies la liturgia ortodoxa. Yo también participo en ella siempre que tengo oportunidad.

¡Un abrazo, hermoso!