miércoles, 26 de mayo de 2010

GRECIA ESTARÁ EN LA FINAL DE EUROVISIÓN


Pues sí, ya tenemos a Grecia clasificada para la gran final del Festival de Eurovisión del próximo sábado. También tenemos a los eurofans griegos (y algún que otro extranjero) más contentos que unas pascuas ante la posibilidad de que Grecia se alce con el triunfo, por segunda vez, en esta magna competición musical. Y, por último, tenemos al resto de los griegos -es un decir- pidiéndole a Dios y a todos los santos que no permitan de ninguna de las maneras que Yorgos Alkeos y sus amigos se lleven el gato al agua; porque como sea Grecia el país ganador y a la ERT se le ocurra anunciar que se hará cargo de la organzación de Eurovisión 2011 (con la que está cayendo) ya estoy viendo la sede central de la televisón pública griega en Ayía Paraskeví envuelta en llamas cual falla valenciana.




Lo cierto es que anoche, y a pesar de salir al escenario en el siempre temido decimotercer lugar, Alkeos y sus chicos le dieron a Grecia el pase a la final. Curioso, muy curioso resulta comprobar que Grecia, el país europeo que peores momentos está pasa
ndo, presentó la canción más festiva y marchosa de las diecisiete que se escucharon en el Telenor Arena de Oslo. Grecia e Islandia eran las grandes favoritas y ambas consiguieron superar la primera criba.



Los griegos fueron a lo seguro y ofrecieron una puesta en escena prácticamente idéntica a la que les dio el triunfo en la preselección de su país. Una actuación seria, vamos... Lo de seria lo digo por Yorgos Alkeos, que además de tener unas cualidades vocales bastante limitadas es el cantante más inexpresivo y neutro de los casi dos mil que se han subido al escenario eurovisivo a lo largo de la historia. Alkeos, que es medio portugués, ni consiguió transmitir la alegría de la que hablaba su canción de anoche ni sería nunca capaz de hacernos llorar de saudade lusitana en el caso de hacerse cargo de la interpretación de un fado. Las estatuas de los kouroi de la época arcaica, con su piececito adelantado, se me antojan mucho más graciosas y expresivas que el representante griego. ¿Y qué decir de los bailarines? Con una canción que daba pie a poner en escena una coreografía inspirada en los raciales y electrizantes bailes pondios, los chicos nos sorprendieron con sonidos guturales y movimientos al estilo primate que seguro lograrían hacer comulgar con las teorías de Darwin hasta al más acérrimo enemigo del naturalista británico. Eso sí, el mejor momento de la canción: el solo de la lira pondia.

Así pues, la nueva cita con Alkeos y sus chicos será el próximo sábado a las 21:00 horas (hora peninsular española, una hora más en Grecia). En Oslo tenemos a nuestros amigos Dani y Manu que a buen seguro jalearán su actuación. Y nosotros, desde casa, también aplaudiremos como siempre a Grecia y votaremos a... ¿Alemania?, que parece ser la única económicamente capacitada para hacerse cargo de Eurovisión 2011: el Festival que nadie quiere organizar.



video
Eurovision 2010 - Primera Semifinal
"OPA" - Yorgos Alkeos & Friends