viernes, 15 de enero de 2010

LA BUENA VECINDAD



Hace ya algún tiempo, el vídeo que pueden ver más abajo se convirtió en objeto de debate en algunos programas de televisión en Grecia. Se trata de un anuncio publicitario turco que tiene como escenario la frontera fluvial entre Grecia y Turquía. Desde el lado heleno se acusaba a los publicistas turcos de aprovechar un simple anuncio de pastelitos para ofrecer la imagen de una Turquía rica y opulenta que ofrecía, casi por caridad, sus sabrosas delicias a unos funcionarios griegos que, olvidados por sus superiores en un extremo del país, no tenían demasiado que llevarse a la boca.

A mí, cuando vi el anuncio por primera vez sin tener todavía noticia de la polémica que había levantado, me resultó agradable comprobar que desde el lado turco se daba una imagen de cierta complicidad y camaradería entre colegas de ambos lados de la frontera. Seguramente soy muy malo para reconocer segundas intenciones, pero yo no veo la ofensa por ningún lado.

En fin; mejor le dan al play, observan el anuncio y luego, si les parece, comparten su opinión con el resto de los lectores.


video



Más preocupantes, ofensivas e indignantes me parecen las constantes incursiones que los cazas de la aviación turca realizan sobre las islas griegas del Mar Egeo; cazas que hace tan sólo unos días llegaron a sobrevolar la isla de Andros, muy cerca ya de la capital griega.