sábado, 20 de septiembre de 2008

GRECIA EN EUROVISIÓN: 1988


Es triste constatar que una nación como Gr
ecia, dueña de una tradición y variedad musical como pocos países en el mundo, se haya visto representada en el exterior, en ciertas ocasiones, por composiciones musicales de ínfima categoría. Es el caso de "Clown", la canción que representó a Grecia en el Festival de Eurovisión de 1988. Una canción de estilo inclasificable que, acompañada de una coreografía desafortunada, es, en mi opinión, el peor de los temas que el país helénico ha llevado jamás a esta competición internacional. A pesar de ello, en "La Pasión Griega" seguimos analizando año por año las participaciones griegas en el Concurso Europeo de la Canción, y hoy le ha llegado el turno a la payasada que la ERT presentó en Dublín.


Kostas Karrás, presentador de la preselección griega

La preselección
Ocho composiciones llegaron a la Final para elegir la canción que representaría a la Radiotelevisión Griega (ERT) en el Festival de Euro
visión de 1988. El evento se llevó a cabo, como venía siendo habitual, en el Teatro Municipal de El Pireo. La presentación estuvo a cargo del actor Kostas Karrás, que en muchos momentos se vio necesitado de ayuda y tuvo que soportar los abucheos del público ante su desastroso trabajo. Hay que destacar que, antes de la Final, algunos miembros del jurado declararon públicamente que ninguna de las canciones candidatas era digna de representar a Grecia en una competición internacional. Incluso el periodista Freddie Germanós, miembro del jurado, acuñó el término ευρωαπουσία (euroausencia), indicando que era preferible una ausencia digna a una presencia inadecuada en Eurovisión. Finalmente se anunció, entre los abucheos del público, que la canción elegida era "Clown", tema escrito y compuesto por Dimitris Sakislís e interpretado por Afroditi Fridá. La cantante declaró tiempo más tarde que, ante un ambiente tan negativo tanto delante como detrás del escenario, estaba decidida a retirarse de la competición y dar paso al segundo clasificado. Tan sólo la insistencia del autor de la canción y de algunos de sus colegas hicieron que Afroditi reconsiderase su postura y, finalmente, aceptase el reto de encabezar la delegación griega en la capital irlandesa.


video
"Clown" - Afroditi Fridá
Autor/Compositor: Dimitris Sakislís


La actuación griega
Afroditi Fridá acudió a Dublín acompañada por tres vocalistas (Rome Roumeliotou, Stelios Konstantinou y María Vassilou) y la
bailarina inglesa Amanda Grand, que apareció en el escenario vestida de payaso y realizó incluso unos pasos de claqué. La canción, como he dicho en la introducción a este artículo, era difícil de clasificar en algún estilo musical (¿tal vez música de circo?). Lo cierto es que ni los arreglos realizados por el genial director Haris Andreadis salvaron a Grecia de la catástrofe, que se vio agudizada aquel año por la ausencia de los hermanos chipriotas. Grecia actuó en décimocuarto lugar y terminó en el décimoseptimo puesto de la clasificación, víendose reconocida solamente por los siete puntos que le concedió el jurado francés y los tres que, sorprendentemente, le otorgó el jurado turco. Afroditi Fridá se quejaría posteriormente ante los medios de comunicación de una falta total de promoción de su canción.


El Festival
La celebración de Eurovisión 2008 estaba inicialmente prevista para el 14 de mayo en Dublín (Irlanda), fecha que coincidía con la celebración del milésimo aniversario de la fundación de la capital irlandesa, motivo p
or el cual se celebró finalmente el 30 de abril. El evento fue presentado por Michelle Rocca, que anteriormente había sido miss Irlanda, y por Pat Kenny, conocido presentador de la Radiotelevisión Irlandesa (RTE). Participaron 21 países y se registraron las ausencias de Chipre, Malta y Mónaco. Cabe destacar el magnífico efecto de profundidad que se consiguió en el escenario del Simmonscourt Pavillion. Venció Suiza (con un solo punto de diferencia sobre el Reino Unido), defendida por una joven y desconocida cantante canadiense llamada Céline Dion. También Luxemburgo estuvo representada por una cantante que años después conocería el éxito internacional: Lara Fabian.

Las anécdotas
* "Clown", el tema que defendió el pabellón helénico, no fue jamás publicado en Grecia. Ninguna compañía discográfica se de
cidió a dar su apoyo a Afroditi Fridá. Sin embargo, la canción fue incluida en un disco recopilatorio editado en Suecia bajo el título de "Melodi Grand Prix 1988", que obtuvo un disco de platino por sus ventas. Galardón que le fue entregado a Afroditi Fridá, así como a los demás participantes en el Festival.

* Se produjo un incidente diplomático entre el secretario general del Ministerio de Asuntos Exteriores de Grecia, Kostas Georgiou, y el embajador turco en Atenas, Nazmi Akiman. La causa fue la aparición de la basílica patriarcal de Santa Sofía, en Constantinopla, en el videoclip de la canc
ión turca, que incluía una coreografía en el exterior de uno de los más venerados símbolos religiosos de la Iglesia Ortodoxa. La respuesta turca fue que ahora el templo era simplemente un museo. Uno de los cantantes turcos intentó arreglar la situación declarando que Santa Sofía era un excelente escenario para la presentación de su canción, titulada "Sufi"; una palabra, según dijo, proveniente del término griego "filosofía". Lo cierto es que el conflicto sirvió para que Turquía votase a Grecia (aunque con sólo tres puntos) por primera vez en la historia del Festival de Eurovisión.

El templo de Santa Sofía de Constantinopla en la actualidad