domingo, 30 de mayo de 2010

UN POCO DE FILOSOFÍA (GRIEGA, NATURALMENTE)


La civilización helenística y sus tres escuelas

A la Grecia clásica le sucedió un periodo que conocemos como civilización helenística, durante el cual la cultura griega se fusionó con otras civilizaciones orientales, gracias a la influencia de Alejandro Magno. Durante esta etapa surgieron tres y el estoicismo. Esta última se convirtió en la escuela más importante del mundo grecorromano. La civilización helenística tuvo su centro de esplendor en la ciudad de Alejandría

Entre los años 323 a. C. y 200 d. C. se desarrolló la llamada civilización helenística, un periodo de la cultura griega posterior al reinado de Alejandro Magno. Al extender el dominio de Macedonia hasta Egipto y la India, éste contribuyó a la fusión de la cultura griega con las orientales. Así, la civilización helenística fue una rica síntesis de pensamiento, arte y formas de vida que fue heredada por los romanos.

En este contexto surgieron tres grandes escuelas filosóficas: el estoicismo, el epicureísmo y el escepticismo. Los estoicos (liderados por Zenón de Citio, que fundó esta escuela en Atenas hacia el año 310 a. C.) proclamaban que es posible alcanzar la libertad y la tranquilidad tan sólo siendo ajenos a las comodidades materiales y la fortuna externa, dedicándose a una vida guiada por los principios de la razón y la virtud. La doctrina estoica coonsideraba también que la razón de los seres humanos es parte integrante del logos divino e inmortal; es decir, que cada persona es parte de Dios y miembro de una familia universal.

En el año 306 a. C., Epicuro fundó otra escuela filosófica, también en Atenas. Como sus seguidores se reunían en el jardín de su casa, fueron conocidos como los filósofos del jardín. Epicuro afirmaba que el destino de la existencia es obtener la máxima cantidad de placer posible (hedonismo), y que percibimos la realidad única y exclusivamente a través de los sentidos. La búsqueda del bienestar y de la felicidad pasan, para él, por vencer los temores que atormentan al alma y buscar el placer, aunque siempre de forma racional y sin caer en excesos.

La tercera gran escuela filosófica helenística es el escepticismo, que dominó la academia platónica en el siglo III a. C.. Su suposición principal es que la verdad no existe o que, de existir, somos incapaces de conocerla. Para ellos, el camino hacia la felicidad pasa por la absoluta suspensión del juicio.


Alejandría

Centro de la cultura y del conocimiento, la ciudad albergó la mayor biblioteca de la Antigüedad

Desde los comienzos del helenismo, Alejandría se convirtió en símbolo del conocimiento y de la cultura, tanto que en el siglo III a. C. se convirtió en el centro de la sabiduría universal. Era una ciudad cosmopolita donde las letras y las ciencias vivieron su apogeo, como lo demuestra el hecho de que acogió la mayor biblioteca de la Antigüedad.

Llegó a contar con entre 400.000 y 700.000 rollos, originales y copias adquiridos en todos los rincones del mundo. También acogió un museo (el santuario de las Musas) que era un auténtico centro de investigación e intelectualidad. Atraídos por su brillo, llegaron a Alejandría durante aquellos años artistas, científicos y eruditos de todas las disciplinas y campos de las artes y del saber. El teatro, del cual se conservan restos, era uno de los edificios públicos de esta grandiosa ciudad cuyo nombre, todavía hoy, evoca ecos de su antigua grandeza.


Símbolos e individualismo

La calavera, junto con el esqueleto, fue el símbolo de la doctrina epicúrea. Según las palabras de Epicuro, “la muerte, el más horrendo de los males, nada nos afecta; pues mientras nosotros vivimos, no ha venido ella; y cuando ha venido, ya no vivimos nosotros”. El caso es que tanto esta escuela como las otras dos de las que te hemos hablado se caracterizaron por centrar su atención en el individuo. Quedaban lejos las inquietudes por la vida colectiva de los filósofos de la Grecia clásica, cuando el papel cívico del individuo era mucho más importante.


Quién es quién

ESTOICISMO. Fue la escuela más importante del mundo grecorromano, y a ella se adhirieron escritores y personalidades como el esclavo griego y más tarde filósofo Epicteto y el emperador romano Marco Antonio. Uno de los más relevantes filósofos estoicos del Imperio romano fue el cordobés Séneca, preceptor del emperador Nerón.

EPICUREISMO. Las enseñanzas de Epicuro se conservan sobre todo en el poema filosófico De rerum natura, del poeta romano Lucrecio, que contribuyó notablemente a difundir esta corriente en Roma.

ESCEPTICISMO. Alcanzó su mayor influencia en la Grecia clásica, especialmente a través de Pirrón y sus seguidores. También siguió esta doctrina Carneades. Siglos después, el escepticismo como actitud crítica fue adoptado por figuras como Montaigne, Descartes y Hume.

Paloma Corredor


Fuente: Aula de "El Mundo"

miércoles, 26 de mayo de 2010

GRECIA ESTARÁ EN LA FINAL DE EUROVISIÓN


Pues sí, ya tenemos a Grecia clasificada para la gran final del Festival de Eurovisión del próximo sábado. También tenemos a los eurofans griegos (y algún que otro extranjero) más contentos que unas pascuas ante la posibilidad de que Grecia se alce con el triunfo, por segunda vez, en esta magna competición musical. Y, por último, tenemos al resto de los griegos -es un decir- pidiéndole a Dios y a todos los santos que no permitan de ninguna de las maneras que Yorgos Alkeos y sus amigos se lleven el gato al agua; porque como sea Grecia el país ganador y a la ERT se le ocurra anunciar que se hará cargo de la organzación de Eurovisión 2011 (con la que está cayendo) ya estoy viendo la sede central de la televisón pública griega en Ayía Paraskeví envuelta en llamas cual falla valenciana.




Lo cierto es que anoche, y a pesar de salir al escenario en el siempre temido decimotercer lugar, Alkeos y sus chicos le dieron a Grecia el pase a la final. Curioso, muy curioso resulta comprobar que Grecia, el país europeo que peores momentos está pasa
ndo, presentó la canción más festiva y marchosa de las diecisiete que se escucharon en el Telenor Arena de Oslo. Grecia e Islandia eran las grandes favoritas y ambas consiguieron superar la primera criba.



Los griegos fueron a lo seguro y ofrecieron una puesta en escena prácticamente idéntica a la que les dio el triunfo en la preselección de su país. Una actuación seria, vamos... Lo de seria lo digo por Yorgos Alkeos, que además de tener unas cualidades vocales bastante limitadas es el cantante más inexpresivo y neutro de los casi dos mil que se han subido al escenario eurovisivo a lo largo de la historia. Alkeos, que es medio portugués, ni consiguió transmitir la alegría de la que hablaba su canción de anoche ni sería nunca capaz de hacernos llorar de saudade lusitana en el caso de hacerse cargo de la interpretación de un fado. Las estatuas de los kouroi de la época arcaica, con su piececito adelantado, se me antojan mucho más graciosas y expresivas que el representante griego. ¿Y qué decir de los bailarines? Con una canción que daba pie a poner en escena una coreografía inspirada en los raciales y electrizantes bailes pondios, los chicos nos sorprendieron con sonidos guturales y movimientos al estilo primate que seguro lograrían hacer comulgar con las teorías de Darwin hasta al más acérrimo enemigo del naturalista británico. Eso sí, el mejor momento de la canción: el solo de la lira pondia.

Así pues, la nueva cita con Alkeos y sus chicos será el próximo sábado a las 21:00 horas (hora peninsular española, una hora más en Grecia). En Oslo tenemos a nuestros amigos Dani y Manu que a buen seguro jalearán su actuación. Y nosotros, desde casa, también aplaudiremos como siempre a Grecia y votaremos a... ¿Alemania?, que parece ser la única económicamente capacitada para hacerse cargo de Eurovisión 2011: el Festival que nadie quiere organizar.



video
Eurovision 2010 - Primera Semifinal
"OPA" - Yorgos Alkeos & Friends






lunes, 24 de mayo de 2010

CORFÚ: EL LISTÓN


Cuando llegues, viajero, a la vieja ciudad de Corfú, algunos te dirán que existe allí la más grande plaza de Grecia. Otros, haciendo gala de mayor patriotismo, se atreverán a decirte que la Spianada, que así se llama la plaza, no es la mayor de Grecia sino de toda Europa. Mi consejo es que no dediques tu preciado tiempo a averiguar cuál de tus informadores se acerca más a la verdad. Mejor te irá si, tras disfrutar de un paseo por la Spianada, te refugias del sol del mediodía bajo los arcos del Listón, ofreciéndole al cuerpo descanso y un buen refresco mientras contemplas el ir y venir de la gente desde cualquiera de las mesas que, a la sombra de la arcada, colocan las muchas cafeterías allí instaladas.




El Listón es hoy en día un lugar de encuentro para los corfiotas. Si alguien busca a alguien, puede sentarse tranquilamente a tomar un café y a esperar, porque, antes o después, todo el mundo termina dejándose caer por el lugar. Por la mañana, puede uno contemplar desde allí, a la vez que desayuna, el lento despertar de la ciudad mientras los comerciantes van abriendo, mal sincronizados, sus tiendas. Más tarde, son los turistas quienes hacen un alto en su peregrinar y ocupan, poco a poco, las sillas de las cafeterías, mezclándose con las mujeres locales que, entre compra y compra, también se toman allí su refrigerio. Por la tarde, la media de edad de la clientela aumenta. Es la hora del café de después de comer o del merecido refresco tras el paseo vespertino. Y mientras anochece, puede uno cenar alli mismo o disfrutar de su bebida o helado preferidos.



Confiere el Listón a Corfú un ligero aire parisiense, no en vano el conjunto de edificios sobre los arcos fue construído durante el período de la segunda ocupación francesa (1807-1814) a imitación de la parisina Rue de Rivoli y, aunque nadie puede asegurarlo, se cree que fue diseñado por el ingeniero Mathieu de Lesseps, padre del diseñador del Canal de Suez.



Mis ojos, viajero, han visto cómo esta popular zona de la vieja Corfú fue en su día lugar reservado para la aristocracia corfiota. Había bajo la arcada una lista, denominada Libro d'Oro, que contenía los apellidos de las pocas familias que tenían el privilegio de pasear por allí. Dicen algunos que el nombre de Listón deriva precisamente de aquella lista, aunque en el dialecto veneciano lista suela definir una "calle ancha y larga dedicada al paseo". Mis ojos han visto acontecer tantas cosas entre estos arcos... desde furtivos besos de enamorados hasta conspiraciones que consiguieron variar el destino de toda Grecia.




Lo cierto es que, hoy en día, uno puede sentarse en el Listón y contemplar cómo pasa por allí la vida de la ciudad: procesiones, desfiles, carnavales... todo pasa por delante de los históricos arcos, cada uno con su correspondiente farol que se iluminará al anochecer. Con un poco de suerte, viajero, podrás disfrutar desde tu asiento de un partido de cricket, en las tardes del verano, o del paso festivo de una de las coloristas y famosas bandas filarmónicas de Corfú o, simplemente, del paso de los viandantes en el atardecer de una de las ciudades más hermosas de Grecia.



¡Corfú te espera siempre!





Agradecimientos: Constantino Sfikas


viernes, 21 de mayo de 2010

MEDIAS VERDADES



Pedro Olalla, Atenas

Ya se sabe que, peor aun que las mentiras, son las medias verdades; porque, oculto en la atractiva cápsula de la verdad, tragamos también el fatídico veneno de la mentira.

Vamos a ver. Todos estamos de acuerdo en que hay que racionalizar el número de funcionarios públicos y su distribución en la administración, con el objeto de puedan así prestar más eficazmente su servicio al ciudadano. Todos estamos de acuerdo en que la evasión fiscal debe ser perseguida, porque entendemos que el que roba al Estado nos roba a todos. Todos estamos plenamente de acuerdo en que debe evitarse el despilfarro y el abuso del dinero público porque, claro está, se trata del despilfarro y del abuso del dinero proveniente de nuestro trabajo y nuestro sacrificio en aras del bien común.

Todo esto son verdades. Pero, ¿por qué piensan los que nos gobiernan que nos oponemos a esto cuando salimos a manifestarnos en masa contra las injustas medidas que tratan de imponernos? Nadie se opone a esto; pero, aunque aceptamos estas verdades, no tragamos con la mentira infame de que el único camino para arreglar las cosas sea avenirse a los dictados de los monopolios del poder y del dinero y a las directrices que el FMI y sus aliados señalan ahora a los nuevos países en los que han puesto el ojo. No aceptamos la falacia del “único camino”, la idea que esto sólo pueda conseguirse así, de que la única manera de crear riqueza y de distribuirla con justicia sea aplicar estas dudosas y dolosas recetas.

Y, siendo consecuentes, no deberíamos aceptar tampoco que los mismos políticos, dirigentes y magnates que durante años han sido cómplices y artífices de la situación que queremos cambiar sean los que hoy nos vendan recetas para el cambio. ¡Claro que está mal que en Grecia haya más de un millón de funcionarios públicos! Pero es vergonzoso que nos lo echen en cara los mismos partidos que los han nombrado a base de clientelismo político. ¡Claro que está mal que los impuestos evadidos superen los 33.000 millones de euros! Pero es vergonzoso que ahora pretendan arreglarlo tratando a los contribuyentes con mano de hierro quienes han permitido, entre otras cosas, que haya 6.300 ricos registrados que deben cada uno entre 200.000 y varios millones de euros al erario público. ¡Claro que hay que evitar el despilfarro! Pero que no nos lo impongan con recortes en sanidad y pensiones quienes, por ejemplo, sacan una ley para “hacer más ecológico” el parque móvil del parlamento y se compran una flota de limusinas híbridas Lexus a cargo del contribuyente.

Y lo que pasa en Grecia, pasa también en todas partes. Basta de hipocresía y de cinismo. Ayer, una vez más, ríos de ciudadanos –trabajadores, pensionistas, parados, estudiantes, emigrantes…– salieron a manifestarse de manera pacífica a las calles de Grecia. Porque ya están hartos de medias verdades, porque no se creen que para que la situación se arregle hay que trabajar cuarenta años y jubilarse con 360 euros. Porque ya está muy claro que los que dan hoy las recetas de macroeconomía y de política social son los mismos que “trabajan” en todos los países del mundo por esclavizar económicamente a la humanidad. Esta es la reacción del pueblo griego, bastante criticada por algunos. A ver cuál es mañana la del pueblo de España, donde el paro es aún mucho mayor y donde los políticos ya han empezado a recortar; a ver cuál es la del pueblo de Rumanía, donde diciendo amén al FMI van a cortar un 25% en los salarios y un 15% en las pensiones; y a ver cuál es la reacción del pueblo de Italia, donde el comedido Berlusconi propone moderar el gasto público con un recorte de 25.000 millones, empezando por la sanidad. Más reacción, más voz y mejor voto. Y menos medias verdades.


Fotografía: elmundo.es

RECORDA, COS...

Yannis Tsarujis - Desnudo (1950)


ΘΥΜΙΣΟΥ, ΣΩΜΑ...

Σώμα, θυμήσου όχι μόνο το πόσο αγαπήθηκες,
όχι μονάχα τα κρεββάτια όπου πλάγιασες,
αλλά κ εκείνες τες επιθυμίες που για σένα
γυάλιζαν μες στα μάτια φανερά,
κ ετρέμανε μες στην φωνή — και κάποιο
τυχαίον εμπόδιο τες ματαίωσε.

Τώρα που είναι όλα πια μέσα στο παρελθόν,
μοιάζει σχεδόν και στες επιθυμίες
εκείνες σαν να δόθηκες — πώς γυάλιζαν,
θυμήσου, μες στα μάτια που σε κύτταζαν·
πώς έτρεμαν μες στην φωνή, για σε, θυμήσου, σώμα.

K.Π. Kαβάφης




Josep Tero - Recorda, cos...



RECORDA, COS...

Cos meu, recorda
no solament com t'han arribat a estimar,
no solament els llits on has jagut,
sinó també aquells desigs que per tu
lluïen dins els ulls obertament

i tremolaven dins la veu -i algun
fortuït entrebanc els va fer vans.
Ara que tot això ja són coses passades,
fa gairebé l'efecte que també als desigs
aquells vas ser donat -ah, com lluïen,

recorda, dins els ulls que se't clavaven,
com tremolaven dins la veu, per tu, recorda, cos.

C.P. Kavafis


Traducción al catalán de Carles Riba





Carles Riba (1893-1959)


Escritor, poeta, humanista, traductor... Carles Riba perteneció a una generación de escritores, poetas y traductores que, bajo la guía de Salvador Espriu, acercaron a los lectores de lengua catalana obras esenciales de la literatura griega, tanto clásica como moderna.

A pesar de que ya en 1919 publicó la traducción al catalán en verso de "La Odisea", fue en 1948, tras vivir unos años en el exilio, cuando ve la luz la traducción definitiva de la obra de Homero, hermosamente ilustrada con grabados de Enric Cristòfor Ricart y considerada como una de las mejores traducciones que se han hecho jamás de la poesía homérica.

Contemplado como el primer y mejor traductor de la poesía de Kavafis a la lengua catalana, Riba terminó de traducir, poco antes de su muerte en 1959, una selección de poemas del autor alejandrino que no se publicaría hasta 1962 y que supuso uno de los mayores acontecimientos en el panorama de la cultura catalana del siglo XX. El volumen con poesías de Kavafis, que no recogía toda la obra canónica del poeta, se acompañaba de una ilustración de Josep Maria Subirachs inspirada en el poema "Filoheleno" en el que un monarca del siglo I a.C. encarga el grabado de una moneda con la palabra que da título al poema y "con elegantes letras".

Riba consideraba los textos clásicos como un punto de partida para su tarea creativa. De ahí la constante presencia de temas griegos en sus obras y la importancia que tuvo para él el viaje iniciático a Grecia que realizó en 1927.





lunes, 17 de mayo de 2010

CELEBRANDO 25 AÑOS DE BAILES CON "AINARA"


B. Llorente
Asturias, 14 de mayo de 2010


¡Ya pasó mi ansiado fin de semana de mayo bailando griego! Después de esperarlo con expectación durante semanas y vivirlo tan intensamente, ya hemos vuelto cada uno a nuestras vidas normales, alejados de esta "pasión griega" que nos unió a sesenta personas durante dos días y dos largas noches en Beire (Navarra).


Este encuentro tan especial lo organizaron nuestras queridas amigas navarras de "Ainara" (1) para celebrar el 25 aniversario de su asociación. Pueden estar orgullosas por el éxito de este taller de danzas griegas pero, sobre todo, por sus continuas actividades durante ya más de un cuarto de siglo. En un mundo donde el fomento de la cultura sin ánimo de lucro es tratado casi como una rareza y el fomento de la cultura de "los otros" parece una extravagancia, la labor entusiasta y continuada de "Ainara" para dar a conocer, no sólo los bailes, sino la cultura griega en general, brilla con luz propia. Al organizar talleres y traernos de Grecia a estupendos profesores de danzas (o al llevarnos a Grecia a seminarios de verano o al organizar para los afortunados pamplonicas sus cursos anuales de danzas o sus cursos de cultura griega -¡qué bien habla Camino Azcona!-) no sólo nos brindan la oportunidad de aprender y disfrutar de la riquísima tradición del baile tradicional heleno. También nos acercan a la historia, a la geografía, a la lengua, a la literatura, a la gente y la cultura de este país con valores tan cercanos al nuestro. Y pienso en "valores" en el mejor y más profundo sentido de la palabra, en estos tiempos en que lo único que parece importar son los "valores" financieros.


Volviendo al encuentro del pasado fin de semana: Nos reunimos en Beire unas sesenta personas, no sólo provenientes de Navarra, sino también de Cataluña, Asturias, País Vasco, Zaragoza, Madrid, La Rioja, León, Las Alpujarras, ... hasta hubo quien viajó desde Alemania para asistir a esta celebración. Personas variopintas en estilos, trayectorias vitales y orígenes, incluyendo gente de nacionalidad griega, inglesa, canadiense, francesa, norteamericana, búlgara, alemana,... En esta nuestra torre de Babel del entendimiento oí hablar en catalán, en griego, en euskera, en inglés, en francés, en alemán, en italiano, ... Y todos reunidos alrededor de las "Ainaras" por nuestra pasión griega.




Uno de los dos profesores venidos expresamente de Grecia para esta celebración fue nuestro querido y respetado Βαγγέλης Δημούδης (Vanguélis Dimúdis) (2), experto profesor de danzas, músico y cantante, colaborador habitual con "Ainara", que además de guiarnos por muchos bailes, ésta vez de varias regiones, me emocionó especialmente en su concierto de música y canciones de su Tracia natal. Quizás se transmitía una melancolía marcada por los tristes acontecimientos y los oscuros presagios que se ciernen sobre los sufridos ciudadanos griegos de a pie...


Χαρίτων Χαριτωνίδης (Jaríton Jaritonídis) (2), también estupendo bailarín, recién llegado de su larga estancia en Hungría, contribuyó además con la música de su gaita a alegrarnos los bailes.


Con ambos bailamos intensamente danzas de Tracia, Tracia del Norte, Asia Menor, islas, Macedonia, Epiro, Pontos, ... No sólo bailamos noche y día en el Albergue de Beire, que nos acogía con la eficaz amabilidad que les caracteriza. También mostramos nuestro mejor estilo :) al aire libre, guiados por Βαγγέλης y Χαρίτων, en la plaza pública de los Teobaldos de la hermosa villa de Olite (Navarra). Y hasta conseguimos convencer a varios viandantes de que se unieran a nuestra pasión griega por los bailes.


En la noche de celebración del aniversario admiramos el impresionante aurresku ("ohorezko aurreskua") que bailaron Mikel y Ana en honor de Βαγγέλης y Χαρίτων. Danza tan distinta en estilo de las griegas y ¡tan cercana en sentimiento!, como la cercanía cultural que nos mostró magistralmente Camino Azcona en su certera charla sobre el significado de las golondrinas/"ainaras" (1) como anuncio de la llegada de la primavera y símbolo de la fertilidad de la tierra, y sobre la similitud de una celebración en la isla de Rodas (Grecia) en el siglo VII a.C. y el mismo rito, vivo en la actualidad, en Lardero (La Rioja, España).




Y nada de esto hubiera pasado ni la mayoría de nosotros, hoy amigos entrañables, nos hubiéramos conocido nunca, si no fuera por dos personas muy especiales, los creadores de la asociación "Ainara" en Pamplona: Lola de la Rúa y Alfredo de Federico, que fueron cariñosamente homenajeados. Y desde el ya lejano 1984 hasta ahora, ¡bien orgullosos se pueden sentir cuantos han dirigido y contribuido a mantener el airoso vuelo de las "ainaras" en estos años!, especialmente las actuales responsables: Sorne Lizárraga y Yolanda de la Rúa. ¡Enhorabuena a todos y a todas las "ainaras"!. Y ¡muchas gracias por vuestra cariñosa y alegre hospitalidad con los allegados que desde muy lejos nos unimos, cuando podemos, a vuestras actividades!



Ya desde mi casa, escuchando los ritmos de la música macedonia que tanto me gusta, y reflexionando sobre por qué me apasionan los bailes griegos... Creo que la razón es porque Grecia siempre me ha traído cosas buenas, desde la primera visita casual, hace ya quince años, en la quedé literalmente impresionada por la belleza del país real (la Grecia profunda alejada de los circuitos para turistas) pero impresionada más aún por la calidez de los griegos (de los amigos y de los desconocidos en pequeños pueblecitos). El interés por Grecia me ha permitido conocer a ¡¡tanta gente valiosa e interesante!! (griegos, españoles y de tantos otros países...). Me ha llevado a respetar y valorar su cultura, tan cercana a la nuestra, pero creo que menos contaminada por aires de grandeza de "nuevos ricos".


Y después de bastantes años de pasión griega "sin bailes", otra vez casualmente llegó el "descubrimiento", cuando unos amigos me enseñaron a bailar "συρτός" en las fiestas de Βυζίτσα en Πήλιο y pude bailarlo durante horas y horas, alrededor de músicos tradicionales. Después vino el peregrinaje por Internet para averiguar dónde podía aprender y el primer curso de verano en Grecia, y más tarde un seminario en la lejana Francia, donde me informaron de la existencia de ¡"Ainara" en Navarra! Los bailes griegos me han brindado el lujo de ser acogida en la fiesta del pueblecito donde se reúnen en verano los gaiteros tracios, de disfrutar de la amable hospitalidad de todo un pueblo en Αγ. Γεώργιος (Grevena, Macedonia), de participar de la emoción de horas y horas bailando los intensos bailes pondios, y tantas otras experiencias únicas. Y, en un bucle, los bailes alimentaron aún más el deseo de entender mejor la historia y la cultura de la gente con la que bailaba.




Por todo esto, por lo que me ha dado Grecia y por lo que les van a quitar a los ciudadanos griegos, en estos tiempos difíciles para todos, creo que es el momento de manifestar nuestra solidaridad con los ciudadanos griegos que ninguna culpa tienen de la crisis económica que ellos no crearon: con el abuelo en lista de espera para una operación quirúrgica, con la abuela que malvivirá con una pensión mísera, con la gente que no llegará a fin de mes tras largas jornadas de trabajo, con los jóvenes que no encontrarán trabajo, ... (mientras los causantes de la crisis económica disfrutan de los millones de Euros con los que se han enriquecido). Por todo esto: ¡Ánimo Grecia! ¡Viva Grecia! Ζήτω η Ελλάς!



(1) "Ainara" en euskera = "Golondrina" en español = ''Χελιδόνι'' στα ελληνικά

(2) ¡Perdón a los filólogos por mi transcripción fonética!, disparate, supongo, de mi mentalidad ingenieril, para que un castellano-hablante se entere mejor de cómo se pronuncian los nombres griegos.